Colitis: estilo de vida y dieta

Para tener bajo control los síntomas de colitis es importante introducir algunos cambios en tu estilo de vida y dieta. Esto te ayudará a disminuir la frecuencia de crisis y a sentirte mejor. Checa nuestros consejos.

Cambios en tu estilo de vida

La colitis, en especial la de tipo nervioso, también conocida como síndrome de intestino irritable (SII), además del estrés, suele tener como detonante malos hábitos, por ello es que los cambios en tu estilo de vida son parte fundamental para su tratamiento.

  • Evita malpasarte. Respeta tus horarios de comida y no pases sin comer por mucho tiempo.
  • Controla o disminuye el estrés. Tu ritmo de vida cada vez más acelerado te comienza a pasar factura con malestares intestinales; evítalo y ordena tus prioridades, delega y guarda tiempo para relajarte y disfrutar de algo que te guste.
  • Realiza actividad física. Mantenerte activo favorece los movimientos del tracto gastrointestinal. Conoce más beneficios del ejercicio en: Ejercitarte ayuda a mejorar tu salud intestinal.
  • Duerme de lado izquierdo. Esta postura mejora la digestión permitiendo que los residuos del aparato digestivo se desplacen más fácilmente hacia el colon para su eliminación.
  • Evita fumar, ya que puede provocar inflamación del colon y aumentar el riesgo de colitis.
  • Practica meditación. Esto te ayudará a enfrentar mejor las situaciones estresantes de tu día a día.
  • Consulta a un terapeuta. Recurrir al apoyo emocional y psicológico profesional puede ser de mucha ayuda, pues algunas veces los mismos síntomas de colitis pueden aumentar tu estrés o ansiedad.

Cambios en tu dieta alimenticia

Mantener una alimentación adecuada es indispensable para aliviar los síntomas de colitis.

  • Identifica los alimentos que suelen provocarte molestias como mala digestión, gases o diarrea y evítalos o disminuye su consumo.
  • Mantén una dieta baja en grasas e irritantes, ya que suelen dificultar la digestión.
  • Incluye fibra en tu alimentación, incrementando tu consumo de frutas y verduras.
  • Modera tu consumo de café y bebidas gaseosas o carbonatadas, ya que favorecen el estreñimiento.
  • Bebe muchos líquidos. Mantenerte bien hidratado favorece una mejor digestión y ablanda las heces para facilitar su eliminación, previniendo el estreñimiento.
  • Consulta a un nutriólogo o gastroenterólogo que te ayude a planear tu dieta, de modo que cuentes con el aporte de los nutrientes adecuados.

Consulta a tu médico para mayor información.

 

 

Fuentes: 1) American Academy of Family Physicians, Síndrome del intestino irritable. familydoctor.org. 2) Mayo Clinic, Síndrome de intestino irritable. Mayo Foundation for Medical Education and Research. U.A., 17 de marzo, 2018. 3) Redacción, Por qué es mejor dormir siempre del lado izquierdo, Diario El Confidencial, Sección Alma, corazón y vida (ACV), Titania Compañía Editorial, 28 de agosto, 2017, España.

Share