Cómo reducir gases intestinales si tienes colitis

Los malos hábitos alimenticios y el estrés pueden ser factores que afecten tu digestión dando lugar a un exceso de gases intestinales, dolor y distensión abdominal, entre otros síntomas de colitis. Estas son algunas recomendaciones que te ayudarán a disminuirlos:

  • Evita comer demasiado rápido y mastica bien. Comer de prisa favorece que se trague aire y al no masticar correctamente van quedando trozos más grandes de comida, siendo más difíciles de digerir y permanecen más tiempo en el tracto digestivo, provocando mayor producción de gases.
  • Modera el consumo de alimentos que te producen gases. Algunos alimentos producen más gases que otros y en unas personas más que en otras. Identifica los que a ti te afectan y disminuye su consumo. Frijoles, col, brócoli, carnes procesadas, ajo, cebolla, manzana, pera, ciruela, lácteos, suelen producir muchos gases.
  • Lácteos deslactosados. Son una opción cuando ya no produces cantidad suficiente de lactasa, una enzima que ayuda a digerir completamente la lactosa, azúcar presente en los productos lácteos, pues la lactosa sin digerir entra al colon, empieza a fermentar y produce gases.
  • Elige los que no producen gases. Así como hay alimentos que producen gases hay otros que no, como: pescado, huevo, carne sin procesar, arroz, avena, tapioca, papas, bebidas vegetales y verduras como berenjena, calabacín, calabaza, pepino y apio; o frutas como fresas, arándanos, grosella o granada
  • ¡Muévete! La actividad física y el ejercicio ayudan a mejorar el tránsito intestinal y a combatir molestias digestivas como las flatulencias. Sal a caminar a un ritmo rápido, andar en bicicleta o practica natación, son buenas opciones que te ayudarán a disminuir y deshacerte de los gases.
  • Dile no a las bebidas carbonatadas y al chicle. Estos productos, además que no son necesarios para tu nutrición, sólo te aportan más gases y aire que pueden afectar tu digestión.
  • Bájale a los edulcorantes artificiales, conocidos también como sustitutos de azúcar, pues suelen dificultar la digestión y causar gases. Entre estos se encuentran: el sorbitol, el manitol y el xilitol.
  • Incluye poco a poco fibra en tu dieta y acompáñala de una adecuada ingesta de líquidos, sobre todo de agua natural. Aunque, la fibra también puede producir gases, es importante incluirla poco a poco en la alimentación, sobre todo si se padece estreñimiento.

Consulta al médico si el exceso de gases intestinales se convierte en una gran molestia y/o viene acompañado de diarrea o estreñimiento, heces con sangre, náuseas o vómitos, dolor abdominal prolongado o dolor en el pecho.

Share