Dieta baja en FODMAP y colitis

¿Qué son los FODMAP? ¿Por qué una dieta baja en FODMAP puede ayudar a reducir los síntomas de colitis? Los cambios en los hábitos alimenticios han proporcionado mejoría en algunas personas que padecen este trastorno también conocido como síndrome de intestino irritable (SII). Descubre en qué consiste y los beneficios que este régimen puede brindarte.

¿Qué son los FODMAP?

Se trata de una familia de azúcares o carbohidratos que en muchos casos se absorben mal en el intestino delgado y llegan al colon, donde sufren una importante fermentación por las bacterias intestinales y producen grandes cantidades de gas. Como resultado, los FODMAP provocan rápidamente la característica inflamación intestinal de la colitis.

Este acrónimo en inglés se refiere a:

F – fermentable.

O – oligosacáridos. Se encuentran presentes en granos como trigo, cebada, centeno, así como en vegetales como cebolla, puerro, ajo, alcachofa, remolacha o betabel, hinojo, chícharos, achicoria, pistaches, en leguminosas como, lentejas y garbanzos, entre otros.

D – disacárido. Azúcar doble, conocida como lactosa, presente en la leche y en los quesos frescos.

M – monosacárido. Azúcar simple, como la fructosa, presente sobre todo en: manzana, pera, mango, cereza, sandía, espárrago, azúcar de mesa, chícharos, miel y jarabe de maíz (con alto contenido de fructosa), entre otros.

A – And, es decir, “y” en inglés.

P – polioles. También conocidos como polialcoholes o alcoholes de azúcar, se encuentran en manzanas, peras, chabacanos, cerezas, nectarinas, melocotones, ciruelas, sandías, setas, coliflores. En chicles y numerosos productos para adelgazar se utilizan como xilitol, sorbitol, maltitol, manitol, lactitol por ser considerados edulcorantes bajos en calorías.

¿En qué consiste y cómo ayuda si tienes colitis?

Una dieta baja en FODMAP consiste en reducir al máximo este tipo de alimentos, aunque se pueden consumir en pequeñas cantidades. Cabe mencionar, que la finalidad de este régimen no es eliminar todos los carbohidratos simples como la fructosa, sino eliminar el exceso de los mismos en la alimentación.

De acuerdo con Blanca Galofré, experta en Dietética y Nutrición y autora del libro Nutrición integrativa para toda la familia, cuando tienes síndrome de colon irritable, al principio se debe eliminar todos los FODMAP de la alimentación para disminuir los síntomas.

Posteriormente, de unas seis u ocho semanas siguiendo una dieta sin FODMAP, si esta da resultados, se puede ir introduciendo cada azúcar uno por uno y en pequeñas cantidades, lo cual permitirá identificar el azúcar o los azúcares causantes de los síntomas que afectan la digestión y evitar de este modo restricciones innecesarias.

Consumir poca cantidad de estos alimentos ayuda a mejorar la digestión, ya que ayuda a disminuir la fermentación, el exceso de gases y por ende la inflamación intestinal.

Es importante que antes de realizar cualquier cambio en tu dieta consultes al médico o nutriólogo para que te ayude a diseñar el menú más adecuado para ti.

¡Cuídate!

 

 

 

Fuentes: 1) Galofré, B., Nutrición integrativa para toda la familia, Ediciones El Grano de Mostaza, 2018, España. 2) UW Health, La dieta baja en FODMAP, Health facts for you, www.uwhealth.org, University of Wisconsin Foundation, 2019, EUA. 

Share