Distensión abdominal

Al terminar una comida, algunas personas experimentan una sensación de aumento de la presión del abdomen. Es una molestia que puede estar o no acompañada de distensión abdominal, es decir de agrandamiento concreto y visible de la cintura, que puede presentarse con sensación de hinchazón o incluso sin ella. La hinchazón abdominal es, de por sí, una sensación; la distensión es un signo visible. Puede ocurrir que la distensión suceda sin una hinchazón asociada. Pero en cualquier caso, ambas situaciones provocan molestia y a veces angustia, porque interfieren en las actividades cotidianas y son causa de inseguridad y temor a sufrir malestar fuera de casa.

Se trata de uno de los síntomas más comunes de la colitis, padecimiento que, en México, afecta entre 16 y 30% de su población según datos del Hospital Juárez de México del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), y que tiene tiene como una de sus principales causas a los malos hábitos alimenticios.

Son muchos los motivos que pueden desencadenar ese malestar y entre los más comunes están la intolerancia a algunos alimentos, como puede ser la lactosa, o simplemente contar con una mala digestión.
Los cambios hormonales durante el embarazo, con tendencia al estreñimiento y la acumulación de gases intestinales, suelen estar asociados a la distensión abdominal, junto con la retención de líquidos.

Share