Ejercicio ayuda a reducir la colitis

Si lo que quieres es prevenir malestares intestinales característicos de la colitis como inflamación, acumulación de gases y estreñimiento comienza a leer y descubre los beneficios que brinda a la salud de tus intestinos el ejercitarte, o practicar al menos 30 minutos diarios de actividad física.

Puedes llegar a pensar que, ante una crisis de colitis, por ejemplo, no te sientas con ganas de hacer nada, pero ¿has considerado que, si realizaras actividad física como un hábito, podrías prevenir dichos malestares? ¡Incluso mejorar tu estado de ánimo! ¿Por qué? Esto se debe a beneficios del ejercicio como los siguientes:

  • Previene el estreñimiento. El ejercicio estimula la contracción de los músculos intestinales y los fortalece, favoreciendo una eliminación de heces más regular.
  • Mejora la digestión. ¿Sueles tener digestiones pesadas? Ponle remedio y actívate ya. De acuerdo con el Centro Médico-Quirúrgico de Enfermedades Digestivas en España, la actividad física mejora notablemente el proceso digestivo, pues el gasto y demanda de calorías con el movimiento acelera la digestión.
  • Combate la acumulación de gases. Mayo Clinic recomienda hacer ejercicio para ayudar a reducir o eliminar el exceso de gases intestinales y el dolor que esto puede causar, pues al estimular el movimiento intestinal, reduce el riesgo de estreñimiento y de esta forma puede prevenir la liberación de gases desde el colon.
  • ¡Adiós inflamación abdominal! Al mejorar el funcionamiento digestivo, reducir el estreñimiento y la acumulación de gases, el ejercicio ayudará a desinflamar tu abdomen. Esto aunado a una dieta equilibrada moderando el consumo de alimentos que pueden causarte flatulencias o mala digestión.
  • Reduce el estrés. Un factor de riesgo de problemas intestinales, como la colitis, es el estrés. Practicar actividad física de forma regular libera endorfinas, sustancias conocidas como hormonas de bienestar, pues hacen que te sientas más tranquilo y relajado.

Elige el que te guste más, pero, ¡muévete!

¿Actividad física o ejercicio, son lo mismo? Si te has planteado esta duda cuando tu médico te lo recomienda, checa lo que Mayo Clinic señala al respecto y sea cual sea lo que elijas practicar, piensa en que tu salud digestiva y bienestar en general se verán beneficiados:

  • Actividad física es cualquier actividad que hace trabajar los músculos y requiere energía, como trabajar, realizar tareas domésticas, caminar, bailar, entre otras actividades recreativas.
  • Ejercicio es un movimiento corporal planificado, estructurado y repetitivo para mejorar o mantener el estado físico, como, por ejemplo, rutinas de pilates, running, ciclismo, entre otros, ya sea ejercicios de fuerza, resistencia, velocidad y flexibilidad de forma constante y estructurada.

Recuerda consultar a tu médico para asegurarte que te encuentras en condiciones óptimas de comenzar a realizar actividad física o ejercicio de forma regular.

 

 

 

Fuentes: 1) Redacción, Los efectos del ejercicio en tu sistema digestivo, www.elnuevodia.com, Sección Bien-Estar 24/7, 29 de agosto de 2014, Puerto Rico. 2) Mayo Clinic, Libro de los Remedios Caseros de la Clínica Mayo, Intersistemas, 2016, México. 3) Gallardo Ponce. I., Cambiar hábitos para un buen tránsito intestinal, Diario Médico, 2016, España. 4) CMED, El ejercicio mejora la digestión. Centro Médico – Quirúrgico de Enfermedades Digestivas, www.cmed.es, Sección Noticias/TV, 04 de julio, 2013, España. 5) Mayo Clinic, Depresión y ansiedad: hacer ejercicio puede aliviar los síntomas, Mayo Foundation for Medical Education and Research, 20 de noviembre, 2018, Estados Unidos. 

Share