Inflamación abdominal

Acabas de terminar de comer, pero sientes que la comida aun no ha acabado contigo. Tienes una desagradable sensación de hinchazón y, de repente, ahí lo ves: un gran vientre, que permanecerá ahí por varias horas. No es tu imaginación: lo que ha ocurrido es un alargamiento del abdomen y esa es la causa de la distensión abdominal. Por esa misma razón, es probable que tengas unas ganas desesperadas de desabrocharte el pantalón o aflojarte la falda para poder así estar a tus anchas, y que por supuesto no puedas. Mientras tanto, sientes gases intestinales, estreñimiento o un exceso de eructos.

Existen algunos consejos, y que tienen que ver con modificar algunos hábitos, para regular o reducir esos malestares comunes, pero que sin embargo pueden alterar tus rutinas o provocarte pena: evita comer rápido y fumar, que pueden ocasionarte esos síntomas de hinchazón abdominal.

Uno de los factores de mayor ayuda en esos casos es el de procurar la eliminación del exceso de aire que hay en el tracto digestivo superior. Se acumula allí aire de más cuando la persona ingiere o bebe muy rápido, habla cuando come, consume goma de mascar, toma refrescos gasificados o fuma.

Algunos de los cambios simples pero que pueden ayudarte a reducir la aparición de ese malestar y traer alivio son:

  • Procura comer y beber lentamente: el momento en que estás a la mesa debería ser un tiempo para la relajación; si comes en estado de ansiedad, tragarás más aire.
  • Evita sodas y refrescos.
  • Evita el cigarrillo: además de no ser bueno para tu salud, con la inhalación de humo también se traga aire.
  • Haz ejercicio: una caminata corta puede ayudarte a digerir mejor los alimentos.
  • Puedes probar QG5, medicamento con activos de origen natural, indicado como auxiliar para el alivio de la colitis, que contiene extracto de Psidium guajava, que ayuda a aliviar espasmo, inflamación, dolor en el bajo vientre, gases y distensión abdominal.
Share